martes, 17 de marzo de 2009

Gredos 2009: La montaña no va a ninguna parte

Hemos regresado a Gredos David y yo para caminar esta vez sobre las Cinco Lagunas aún cubiertas de hielo y nieve. Tranquilas, imperturbables, superan un invierno más rodeadas de aristas blancas y cimas rocosas, envueltas por el magnífico circo glaciar desde nadie sabe realmente cuándo. Sentados en lo alto del Portillo del Rey, nos ha cautivado la belleza de la montaña vestida de invierno, que nos invitaba a explorar pasos que desaparecerán mientras tecleo estas palabras. A causa del deshielo, puentes levadizos temporales se desvanecerán gota a gota, descubriendo muy pronto angostos agujeros y pronunciados riscos.

El paisaje cambia y el tiempo pasa y las cosas suceden tal y como nosotros cambiamos y sucedemos a otros que a su vez sucedieron a otros tantos. Y si bajo el cambio algo permanece aparte de la estática idea de antigüedad, sin más ambigüedades ni circunloquios podremos afirmar, defender y mantener lo que sea aunque sea distinto. Y si nada queda ya, allá arriba la montaña puede esperar. Desde abajo, en los túneles de la intrincada ciudad, me aborda la completa certeza que ella jamás vendrá a buscarnos.


Autor de la fotografía: David Pérez
Un video para quitar hierro al poco inteligible asunto metafísico...

video

Y otro para dejar claro que vamos a la montaña a divertirnos :-)

video